Con las convicciones bien puestas.